¡La boda, ese momento tan esperado! Te vas a casar, pero no sabes cómo decorar el salón. Bueno, para ahorrarte la búsqueda y los dolores de cabeza, hoy te hablaremos de algunos arreglos de bodas perfectos para tu casamiento.

¡La boda, ese momento tan esperado! Te vas a casar, pero no sabes cómo decorar el salón. Bueno, para ahorrarte la búsqueda y los dolores de cabeza, hoy te hablaremos de algunos arreglos de bodas perfectos para tu casamiento.

Los mejores arreglos de bodas

En los tiempos pasados, la decoración común para las bodas, incluía colores pasteles no demasiado llamativos. Hoy en día, eso ya es cosa del ayer, puesto que los colores vivos son lo que está mandando: Azul, verde, rojo, y hasta amarillo pollito.

Puedes usar cualesquiera de estos colores, sin embargo, antes que nada, debes preguntarte algo: ¿Quieres que tu boda sea sobria o sea extravagante? Cuando lo definas, presta atención a los siguientes tips.

Arreglos sobrios

Una boda elegante, no sólo requiere que los invitados vayan en traje y vestido, también requiere arreglos sobrios. Las clásicas rosas amarillas o rojas son una opción que nunca pasa de moda. Si las distribuyes en lugares estratégicos, como en las mesas, en el altar o en las esquinas, darán un ambiente muy formal.

Pero si no te gustan las rosas, entonces intenta con alguna variedad de flores pequeñas. Las margaritas suelen funcionar, pero puedes usar casi cualquiera, incluso, aunque no sean de color blanco.

Por otro lado, el uso de telas de colores sólidos para los manteles luce muy bien, y a la vez muy elegante. Pero recuerda que, si quieres sobriedad, usa colores como el rojo, el blanco, gris o beige.

Arreglos extravagantes

Ahora bien, si prefieres lo extravagante y novedoso, las gerberas son lo tuyo. Úsalas en todos los colores que consigas, incluso pudiendo mezclarlas con margaritas o flores más pequeñas.

Las calas o anturios darán un toque de sutileza muy llamativo. Además de que te saldrá más barato, puesto que una sola cala, puede ser suficiente para cada arreglo, y así no perdería protagonismo. Pero recuerda: No uses girasoles, estas flores suelen magullarse muy rápido y pueden estropearse a mitad de la ceremonia.